Arrayanes ganó fácil con furibunda atropellada la suelta de 1.300 metros (1’21”88), dejando lejos a Megarón y compañía, con la conducción de Audín Falcón. Por su parte, el invicto potrillo Shirokko se adueñó de la recta final, conteniendo por un par de cuerpos a Master Opus, en 1’07”70, para los 1.100 metros, de la mano del reaparecido Juan Figueredo.

En la apertura, Royal Tiger del stud San Miguel se anotó como gran velocista, al igual que Flecha de Luz del San Diego en la siguiente. También ganó la fija Haeckel del Don Braulio, el golpero Mark Apache del M.M. y Fanfarrón, que inició el doblete de El Legendario.