Al “romperse el fuego”, El Patrón del stud Il Capitano, ganó sobre idéntica distancia, en 48”84, bajo el mando de Marcos Rivas, sacando un par de cuerpos a Lancero y compañía. 

Lo mismo hizo Litigante, la cría de Don Honorio, donde el piloto Eugenio Aguilar consiguió la segunda victoria de su carrera, al igual que el pingo, en 48”41, en una caliente definición con su par Comandante, que quedó a escaso medio cuerpo. 

El potrillo nacional Virrey del stud El Fortín dio la razón a la cátedra, al imponerse a Kamikaze en 1’02”98 sobre el kilómetro, guiado por el profesional César Mora. 

En igual recorrido, Megaron de la caballeriza 22 de Septiembre dejó lejos a Arrayanes y a los demás, en el buen registro de 1’01”91, con la monta de José Romero. 

Y al caer el telón, ganó otro paraguayo, Legendario que hizo el doblete para Don Honorio y también para el jockey Juan Román. Triunfó en 48”59 para los 800 metros, dejando a varios cuerpos a Demandada Pole.