Berlín viene pidiendo cancha y en esta ocasión ganó el primer eslabón de la Triple Corona de Potrillos, en 1’45”30 con la fusta de Marco Rivas. Por su parte, Nairobi derrocó del pedestal a Macumba, privándola de su cuarta al hilo. La condujo también Rivas, y marcó 1’48”68.

Influyente anda de maravilla y aún cambiando de monta sobre la hora (Figueredo cayó del lomo de Royal Arbat en la anterior), embistió como una tromba en 1’58”49 con José Romero sobre su lomo, quebrando a Goloso.